Por favor, indaguen..

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Ayer, hace mucho tiempo, aprendías a nadar, y entre zancadas, patadas y gritos hacia mamá, lo lograbas. Ayer, pero un poco más cercano, aprendias a andar en bicicleta, te caiste, te tropezaste, las rodillas se te hicieron barro, dolio muchisimo cada raspon y cada caida, pero lo lograste. Otro dia te decidiste por el auto, y aunque te costo escuchar a tu padre gritandote de que prestes atencion, que no es un juego, que lo hagas bien, al fin y al cabo, después de mucho esfuerzo, lo lograste. Cada una de los aprendizajes en la vida recaen y vuelven a subir, de alguna y otra forma te lastiman, te inhiben, te condicionan. Cuando la frustración de intentar algo y no te salga sea más grande que las ganas de seguir intentando, ahí es cuando te das cuenta que necesitas repensar. Que necesitas ver lo bueno en todo lo malo, lo rosa en todo lo negro. Y aunque es dificil por el manojo de sensaciones encontradas, tenes que levantar la cabeza y seguir. Porque estás haciendo este esfuerzo por vos, estas aprendiendo, la vida se trata de aprender, todo el tiempo y en todo momento, y si no nos caemos un par de veces mientras aprendemos, nunca conoceremos lo que es verdaderamente esforzarse.

domingo, 18 de septiembre de 2016


Reite de la noche, del día, de la luna, reite de las calles torcidas de la isla, reite de esta torpe muchacha que te quiere, pero cuando abra los ojos y los cierre, cuando mis pasos van y vuelvan, niégame el pan, el aire, la luz o la primavera, pero tu risa nunca. 

lunes, 4 de abril de 2016

Lo que el amor se llevó

Me dedique a necesitar esa parte tuya que sabía que me faltaba. Algo giraba y chocaba dentro mío, y desconcertada y no a la vez, tenía la sensación de que definitivamente, eras especial. 

Me dedique exclusivamente en recorrer cada uno de nuestros mensajes y fotos, y llegaba más y más lejos, hasta que la agonía susurraba que era suficiente, demasiado dolor por un día. 

A veces la escuchaba y me detenía. Otras tantas la ignoraba. Por dentro dolía, pero por fuera sanaba. 

Sanaban heridas que ni siquiera existían, aunque allí estaban. Eran nuevas y discretas, eran nuevas e invisibles, pero al ser nuevas, eran jóvenes. Y eran poderosas. 
Contrarrestaban las viejas, las dejaban de lado, sentía que al pasar nuestras páginas, y revivir lo nuestro, estaba la posibilidad, de que desaparecieran por completo. Pero no.

Y así fui deslizandome lentamente en esa colina, donde no sabía donde terminaría, y en mitad de camino, no recordaba donde comenzaba.

Lo único que sabía con seguridad, es que una parte de mi ya no estaba, se la había llevado, como se llevó todo.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Dreaming about..

A veces sueño despierta. En realidad, la mayoría de las veces sueño despierta, y cuando no logro conciliar el sueño ignorando la realidad, sueño en sueños. Casi siempre son deseos, deseos de concretar lo que nunca llegué a hacer, deseos inexistentes, me invento historias que sucedieron y le mezclo fantasías, me creo historias que no sucedieron y que son demasiado perfectas para ser reales, siempre de amor, amores que no sucedieron y no sucederán, amores que sucedieron y no se escribieron más. Porque soñando siempre se puede estar mejor, siempre se puede creer en esa realidad ficticia que nos inventamos para salir de la realidad real que nos mueve dia a dia. Y si, es necesario soñar. Despiertos, dormidos, entre risas, entre llantos, o entre silencios sin pausa, pero soñar al fin.

lunes, 17 de agosto de 2015

Creer

Creo que lo olvidé,
creo ya no recordarlo, ni un gramo de su ser.
Creo que se fue de mi vida para siempre,
creo que no lo volveré a ver.
Creo estar bien sin él, no extraño su persona,

no extraño su entender, 
no extraño su manera de hacerme enloquecer.
Creo sentirme completa, 

ya no sueño mas con él, 
salvo algunas noches que a mis sueños quiere volver.
Creo que estoy escribiendo mucho más que nunca de él,
me parece que todavía no lo deje de querer, 
me parece que de él,
creo que no me olvidé.

domingo, 2 de agosto de 2015

Tears

Por mas de que tengas muchas ganas de escribir,
de dentro tuyo no sale mas que lagrimas, 
donde están todas esas palabras que todavía
 no encontraste como hacer para escribirlas.
 Lo único que necesitas no es una hoja en blanco,
 es un hombro para poder escribir con esas lagrimas. 
Es un oído para poder hablar con esas palabras.
 Es un pozo para poder ahogar esas palabras.

jueves, 16 de julio de 2015

Pensamiento lateral

No te amo más
Mentiría si dijera que
Todavía te quiero
Siento muy profundo que
Vos no significas nada
Y jamás usare la frase
Yo te amo.

A veces me pasa que siento de abajo para arriba, pero otras veces me pasa que siento de arriba para abajo.